Station / Estación # 91: Normal

‘Era un jueves, un día gris, amenezaba lluvia.  Yo era uno más de los millares de jovenes mexicanos que habían aprendido a vivir con miedo a un aparato estatal que repremía, detenía, torturaba, desaparecía, asesinaba.’

PACO IGNACIO TAIBO II, Escritor


Einstein dijo ‘locura es hacer lo mismo una y otra vez, esperando obtener resultados diferentes.’

Goethe dijo ‘La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada de diferente forma.’

Hoy decidi ir al otro fin del espectro para averiguar qué es ser Normal. (A propósito qué nombre estupendo!  Vencido solamente por Camarones en la competencia de mejor nombre de una estación, creo)

La primera cosa que necesitas saber y la primera cosa que yo aprendi al salir de la estación es que en las cercanías de la estación, menos de tres años después de la atrocidad de Tlatelolco, ocurrió otra supresión violenta de una protesta estudantil.

La masacre de Corpus Christi – otro día obscuro en la historia moderna de México.

Hay un monumento conmemorativo rojo y brillante inmediatamente afuera de una de las salidas de la estación y una exposición pequeña dentro de la misma estación.

¿Pero, qué es la cara de Normal hoy?

Bueno, para mí, la visita fue un poco así.

Gorditas dulces y calientitas – en la parilla, en mis manos, masticar, ingerir, satisfacción.

Por supuesto, conocer a la gente buena de la Ciudad de México es la mejor cosa de este proyecto.

Los cuatro caballeros que conoci me recibieron con los abrazos abiertos.  Un trago en la calle, contar unas batallitas – un elixir por el espíritu, un tónico por la alma.

Tiempos compartidos son tiempos buenos.

Humanidad – como siempre y siempre será, más que nos une, menos que nos divide.

Al seguir me arodillé para ver un perrito ojo a peludo oscurecimiento de ojo.

Un carrito encadenado a un árbol.  No muy normal.

Damas gemelas haciendo una llamada en un telefone público en una esquina de la calle.  No es algo que ves todos los dias.

Color y acción en y alrededor del focal skate park. Tampoco algo ordinario.

Así, creo que estarás de acuerdo, Normal es cualquier cosa aparte de…..

‘It was a Thursday, a grey day, rain threatened.  I was one of the thousands of young Mexicans who had learned to live with fear of a state apparatus that repressed, detained, tortured, caused disappearances, murdered.’

PACO IGNACIO TAIBO II, Writer

Einstein said ‘Insanity is doing the same thing, over and over again, but expecting different results.’

Goethe said ‘Madness, sometimes, is nothing but reason presented in a different form.’

Today I decided to go to the other end of the spectrum and find out what it is to be Normal.  (By the way what a stupendous station name!  Runner-up to Camarones in best station name I think)

The first thing you need to know and the first thing that I learnt upon exiting the station is that in close vicinity of the station, less than 3 years after the atrocity of Tlatelolco, another violent suppression of a student protest occurred.

The Corpus Christi Massacre – another dark day in Mexico’s modern history.

There is a large, bright red commemorative monument immediately outside one of the station’s exits and a small exhibition within the station itself.

But, what is the face of Normal today?

Well, for me, the visit went a little like this.

Sweet and warm ‘gorditas’ – on the hotplate, in my hands, chew, ingest, satisfaction.

Of course, meeting the good folk of Mexico City is the true highlight of this project.

The four chaps I met embraced my presence and I theirs.  A swig in the street, spin a yarn – an elixir for the spirit, a tonic for the soul.

Shared times are good times.

Humanity – always and ever,  more that unites, less that divides.

Moving on I knelt down to meet a canine eye to shaggy obfuscation of eye.

A trolley chained to a tree.  Not so normal.

Twin ladies making a public telephone call on a street corner.  Not something you see every day.

Swirls of colour and action in and around the focal skate park. Hardly run of the mill.

So, I think you’ll agree, Normal is anything but.