Station / Estación # 42: Santa Marta

I exited the station at Santa Marta and was immediately greeted by a father and son donut-selling duo.

I snapped a couple up at a peso (around 8c) a pop!  One peso per donut!

I’ll go out on a limb and say that I reckon they could sell them for 2 pesos a donut and double their earnings for the day.  But no.  A peso will do.  Nothing like honesty and integrity in entrepreneurship.

Around Santa Marta there are narrow, colourful alleys with religious undertones, pious overtones.  Scriptural art, papel picado cries- Long live Jude the Apostle!

And to top it all off, somebody unblocks drains as well (se destapan drenajes)!!

Salí de la estación de Santa Marta y inmediatamente me saludaron un padre e hijo vendiendo donuts.

Compré un par a un peso cada uno!  Sólo un peso!

Tal vez es locura pero yo diría que podrían venderlos a 2 pesos cada uno y ganarían lo doble cada día.  Pero no.  Un pesito no más!  No hay nada como honestidad y integridad  en negocio.

Alrededor de Santa Marta hay callejones angustos y coloridos con tonos de religión, matices piadosos.  Arte religioso, papel picado dice – Viva San Judas Tadeo!

Y qué más?  Sí!  Alguien destapa drenajes también!

Advertisements

Station / Estación # 41: Los Reyes

Ponga su corona o tiara, levantese de su trono (también conocido como su asiento de tren- no es tan dificil conseguirlo por ahi!) y preparase para pronunciar sus vocales en una manera regia porque a solamente una parada de La Paz llegará a Los Reyes.

En el distrito alrededor de la estación había mucha acción.

Unas camisas de franela y cachemira me llaman la atención en las calles de un mercado pequeño pero muy vivo.

Dos canchas de fútbol pedregosas son anfitriones de jugadores que quieren ser como Messi pero probablemte juegan más como el Maradona de hoy.  No importa. Sigue el partido fervosamente.  El resultado sí importa.

Mientras tanto los payaso Lagrimita y Costel entretenen una audiencia captivada.  Y la gente se enloquece!

Los patinadores locales perfeccionan sus maniobras, aplaudiendo y aclamando uno al otro.

Las imagenes coloridas, perrunas también, observan todo en vivacidad silenciosa y resuelta.

Mi responsabilidad real se termine.  Abdicación inminente.

Don your crown or tiara, raise thyself from your throne ( aka train seat- it’s not so hard to get one down this way!) and prepare to regally roll your vowels because just one stop down the line from La Paz you arrive at Los Reyes (The Kings).

There was quite a lot going on in the surrounding dominion.

Some flannelette and paisley shirts beckon in the streets of a vibrant little market.

Two pebbly football pitches, side by side, are populated by wannabee Messis perhaps closer to the form and fitness of today’s Maradona.  It doesn’t matter.  The match continues in earnest.  The result does matter.

Meanwhile duo of clowns Lagrimita and Costel hold captivating court.  And the crowd goes wild!

The local skaters refine and perfect their manoeuvres, clapping and cheering each other on.

The colourful images, canines included, on the street walls observe it all in silent and steadfast vividness.

My royal responsibility concludes.  Abdication imminent.